domingo, 10 de febrero de 2013

Que es la dieta paleo

La dieta Paleo, también conocida como la dieta paleolítica, dieta cavernícola o dieta del hombre de las cavernas se refiere al plan de dieta que según data en las investigaciones tenía el hombre en la época paleolítica  y que terminó cuando se desarrollo la agricultura hace casi 10 000 años.

La dieta paleo consistía en el consumo de plantas silvestres y animales salvajes. La dieta se centra principalmente de carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces, así mismo excluye granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinados y aceites procesados.

El cuerpo humano ha evolucionado durante más de 2 millones de años con la comida en la naturaleza:  la carne de caza, pescado, verduras, frutas silvestres, huevos y nueces. La raza humana fue prosperando en esta dieta alta en grasa animal y proteínas y baja en carbohidratos, pero las cosas cambiaron cuando introducimos alimentos no naturales a nuestros cuerpos.

 El plan de una dieta Paleo sana


Proteínas magras

Es un elemento importante de cualquier dieta saludable y puede ayudarte en tus esfuerzos para perder peso. Las Proteínas magras te proporcionan una sensación de saciedad (plenitud) y puede ser de gran ayuda para evitar comer en exceso.

Frutas y Hortalizas

Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales y fitonutrientes que han demostrado disminuyen la probabilidad de padecer una serie de enfermedades degenerativas como el cáncer, la diabetes y el deterioro neurológico.

Las grasas saludables de los frutos secos, semillas, aguacates, aceite de oliva, aceite de pescado y la carne de pastoreo son excelentes para tu dieta paleo.

Las grasas y aceites de alta calidad son uno de los alimentos más esenciales para una dieta balanceada. Son necesarios para el sistema nervioso y al cerebro, para la producción de energía y para disfrutar al máximo de las hormonas que vitalizan del cuerpo. Los niños, en particular, requieren absolutamente una cantidad importante de grasas y aceites, particularmente EPA y DHA. Estos son dos ácidos grasos omega-3 necesarios para el desarrollo del sistema nervioso. La calidad de las grasas y los aceites son también esenciales para el transporte de todas las vitaminas, minerales y hormonas dentro y fuera de cada una de las células del cuerpo.

La idea de evitar consumir todo tipo de grasas dando como motivoel que obstruyen las arterias, es un disparate, es uno de los peores errores nutricionales de nuestro tiempo. Esperamos que este artículo responda a muchas preguntas sobre el consumo o no de grasas y aceites.

Beneficios para la salud

La Dieta Paleo ayuda a bajar de peso. Tú eliges los alimentos que estaban disponibles en la época del Paleolítico, como la carne, huevos, pescado, raíces, verduras, bayas y setas. Se deben evitar los alimentos procesados, junto con los alimentos que aparecieron después de la agricultura y la ganadería y que fueron paulatinamente adoptados como el azúcar, la sal procesada, los productos lácteos, los cereales y los alimentos procesados. Bebe agua y elimina todas las bebidas, excepto el té verde orgánico y agua de coco. La teoría básica detrás de la Dieta Paleo es que tu cuerpo está evolutiva y genéticamente  diseñado para prosperar consumiendo tan solo los alimentos de la era del hombre de las cavernas. La dieta pretende tener muchos beneficios, aunque es necesario consultar con un médico antes de probarlo.

La Fibra.

Los granos en realidad no son la única fuente de fibra y se puede avanzar mucho mediante la inclusión de alimentos no integrales de origen vegetal, tales como hortalizas, frutas y tubérculos, en la mayoría de tus comidas. Un día típico puedes comer alimentos reales, siguiendo los principios de la dieta Paleo y puede agregar fácilmente a un máximo de 42 g de fibra (basado en una dieta de 2,200 calorías).

Pérdida de Peso

Un "efecto secundario" común de reequilibrar la química de tu cuerpo es la pérdida de peso, ya que los dos tienden a ir de la mano. Una explicación para esto es que realmente no se tiende a engordar por comer demasiado y hacer poco ejercicio. Tampoco la gente engorda por comer grasas.

Entonces, ¿qué hace que tu tejido graso  acumule y retenga la grasa?

En una palabra responderemos: Los hidratos de carbono.

En esencia, la sobrealimentación y el exceso de peso podrían ser vistos como un síntoma de una dieta inadecuada, porque cuando se consumen demasiados azúcares y carbohidratos, se desata una cascada de reacciones químicas en el cuerpo que te hace tener hambre y un deseo intenso por los dulces:

  • En primer lugar, la fructosa se metaboliza de manera diferente de la glucosa, la mayor parte se convirtió directamente en grasa porque la fructosa estimula un poderoso "interruptor de grasa".


  • Esto conduce rápidamente al aumento de peso y la obesidad abdominal ("panza de cerveza"), disminución de HDL, aumento de LDL, triglicéridos elevados, glucosa elevada y la presión arterial alta, es decir, el síndrome metabólico clásico.


  • Los carbohidratos de la dieta, especialmente fructosa, también son la fuente primaria de una sustancia llamada glicerol-3-fosfato (G-3-p), lo que hace que la grasa se fije en el tejido graso.


  • Al mismo tiempo, el consumo de carbohidratos de alta eleva los niveles de insulina, lo cual previene que la grasa sea liberada.

La Fructosa adicional en tu cuerpo hace que este aumente de peso, haciendo que tu cuerpo demande mas alimento pues inhibe el sistema de control de apetito. La fructosa no suprime la grelina (la "hormona del hambre") y no estimula la leptina (la "hormona de la saciedad"), que juntos dan lugar a tener hambre todo el tiempo, a pesar de que has comido. Como resultado, comes en exceso y desarrollas resistencia a la insulina, lo cual no sólo es un factor subyacente de la diabetes tipo 2 sino hasta enfermedades del corazón.

No hay comentarios: